!! Samana !!


Samaná es una de las 32 provincias de la República Dominicana con hermosas playas y cocoteros creando unos de los más hermosos paisajes del caribe. En esta página ofrecemos varias fotos de la bahía de Samaná con sus hermosas y calidas playas de aguas cristalinas.

Samaná limita al Norte y Este por el Océano Atlántico, al Sur por la Bahía de Samaná y la provincia Monte Plata (en el Suroeste) y al Oeste por las provincias Duarte y María Trinidad Sánchez.

Samaná cuenta con Atractivos turísticos, como son cayo levantado, una pequeña isla en el nordeste de la bahia de Samaná , en ella se encuentra una hermosísima playa.

Cada año, durante la temporada de apareamiento Samana es visitada por las ballenas jorobadas, que brindan un majestuoso espectáculo para los visitantes, el santuario de las ballenas se encuentra de camino a cayo levantado, lo cual permite que los visitantes que van a ver las ballenas también puedan visitar la isla de cayo levantado.

Sobre Samana



Límites
El Océano Atlántico bordea la península (y la provincia) por el norte y el este. Limita al sur con la Bahía de Samaná y la provincia Monte Plata (en el Suroeste) y al Oeste por las provincias Duarte y María Trinidad Sánchez..

Toponimia

El nombre de Samaná, escrito siglos atrás como Xamaná, es el nombre taíno de la región.


Historia
El territorio de la provincia fue visitado por Cristóbal Colón en enero de 1493, durante su primer viaje a las Américas. En esa época, Samaná estaba ocupada por pobladores ciguayos y ocurrió el primer encuentro hóstil entre europeos y nativos.

Durante los siglos XVI y XVII (e inicios del XVIII), Samaná estuvo prácticamente inhabitado; apenas vivían algunos "cimarrones" (esclavos escapados) y algunos pobladores europeos que intentaban colonizar la región. Entre los europeos, los que más frecuentaban la zona eran ingleses y, principalmente, franceses. Las playas eran usadas para reparar y limpiar ("carenar") los cascos de embarcaciones inglesas y francesas; también eran carenados aquí las embarcaciones de bucaneros y filibusteros. "Carenero" sigue siendo un topónimo en Samaná.

Cada cierto tiempo, pero no de manera contínua, las autoridades coloniales españolas hacían expediciones para desalojar a los franceses que intentaban ocupar la región. Incluso llegó a mantener dos galeras en el Cayo Galeras, frente al actual poblado Las Galeras.

En 1756, se fundó la ciudad de Santa Bárbara de Samaná, con familias provenientes de las Islas Canarias, en el lugar llamado Carenero Grande. El poblado se organizó como Parroquia del Partido de La Vega,dentro de la división territorial que tenía entonces el Santo Domingo Español.6

Cuando el Santo Domingo Español pasó, por el Tratado de Basilea, al dominio francés, el gobernador francés Ferrand trató de desarrollar la región de Samaná, instalando colonos franceses que escapaban de la revolución en Haití, incluyendo a la familia de Théodore Chassériau. Estos colonos se dedicaron al corte de maderas preciosas para la exportación y al cultivo de café. La toponimia de Samaná todavía conserva algunos de los apellidos de esas familias: Tesón ("Tessón"), Anadel ("Arrendel"), Clará ("Clarac"); o de palabras francesas, como Las Terrenas ("La terrienne", la terrateniente).

Con la Reconquista, Samaná pasó a ser parte del Partido del Este, junto con Bayaguana, Monte Plata, Boyá y Sabana de la Mar, con El Seibo como cabecera de partido. La ocupación haitiana (1822-1844) trajo una nueva división política y Samaná quedó como Común del Departamento del Cibao.

El presidente haitiano Jean Pierre Boyer construyó un fuerte en Los Cacaos, al este de Santa Bárbara de Samaná para un mejor control de la Bahía de Samaná; también construyó un pequeño fuerte en El Limón, en la costa norte.

Boyer envió familias haitianas a Samaná; estas familias se instalaron en Tesón. También envió a la región a unos 200 antiguos esclavos norteamericanos; aunque muchos regresaron, algunos permanecieron, conservando su idioma y sus tradiciones.

Durante toda la Primera República (1844-1861), Samaná fue una Común de la Provincia El Seibo. Con la Anexión a España, Samaná fue separado de El Seibo y pasó a ser Gobierno, similar a las actuales provincias. La Restauración reestableció la anterior división territorial y Samaná volvió a ser común de El Seibo.

La Constitución de 1865 creó el Distrito Marítimo de Samaná, con gobierno militar, que luego pasó a ser la Provincia de Samaná por la Constitución de 1907 que dejó de reconocer a los distritos marítimos como categoría.

El territorio de la provincia ha cambiado mucho durante su existencia, aunque siempre ha pertenecido a ella toda la península. Cuando se creó abarcaba ambos lados de la Bahía de Samaná pero luego Sabana de la Mar pasó a ser de la provincia de El Seibo. Luego ocupaba toda la costa noreste, hasta Cabrera.

Cuando en 1958 se creó la provincia Julia Molina (actual María Trinidad Sánchez), a Samaná se le quitó la mayor parte de su territorio. La última reducción fue hecha en 1959 cuando se le segregó Trujillo del Yuna (actual Agua Santa del Yuna) para pasarlo al municipio de Villa Riva de la Provincia Duarte.

División Administrativa
La provincia se encuentra dividida en tres municipios y tres distritos municipales.
Los municipios son:


• Santa Bárbara de Samaná, municipio cabecera
• Las Terrenas
• Sánchez

Los distritos municipales son:
• Arroyo Barril
• El Limón
• Las Galeras

Población
Según el Censo Poblacional de 2002, la población de la provincia era de 91,875 personas: 46,738 hombres y 45,137 mujeres.

Relieve
Prácticamente toda la provincia es ocupada por la Sierra de Samaná; solamente al oeste de Sánchez se encuentran terrenos llanos, gran parte ocupada por el Gran Estero. La Sierra de Samaná llega hasta la costa, excepto en algunos lugares donde hay playas de interés turístico. La montaña más alta de la Sierra de Samaná (y de la provincia) se encuentra en la porción oriental y se llama La Meseta, con 650 metros de altitud.

Clima
Su clima es tropical húmedo de bosque, con una temperatura de 25,9 grados Celsius. La precipitación anual en la Sierra de Samaná es mayor de 2.000 milímetros.

Recursos Hídricos
Hay numerosos ríos y arroyos pero todos son de corto recorrido. En esta provincia se encuentra la parte final del Río Yuna, que desemboca en el extremo occidental de la Bahía de Samaná.

Economía
La agricultura es muy limitada; es el principal productor de coco del país pero la demanda por dicho producto ha ido disminuyendo. También la pesca se ha ido reduciendo con el tiempo al aumentar los sedimentos en la Bahía de Samaná aportados por el Río Yuna. Hay una pequeña actividad minera, produciendo mármol. El turismo se está convirtiendo en la principal actividad económica de la provincia.

Turismo
Aunque Samaná es uno de los principales polos turísticos del país, todavía no ha podido desarrollar todo el potencial que tiene con sus numerosas playas. Durante el invierno y principio de primavera, la actividad de observación de las ballenas jorobadas se está convirtiendo cada vez más en una actividad de generación importante de ingresos para la provincia.

Fotos: